6/04/2010

Te amaré, aunque sea por siempre.


Lágrimas derramadas.
Lágrimas derochadas.

No cuesta tanto pensar un poco, pero me era imposible en esos momentos. Ya todo daba igual, pasara lo que pasara, él no estaría y yo me quedaré sin respiración, sin corazón... Sin nadie a quien amar.


Estaré sola.

2 diente(s) reluciente(s) en una gran boca sana.:

Arlette on 6 de junio de 2010, 2:16 dijo...

Que bonito texto, lo has escrito tu?

Besos :)

Personita on 7 de junio de 2010, 12:12 dijo...

Pero a pesar de todo, el tiempo pasa y cura todo nuestro dolor :)

Te sigo, un beso!

Publicar un comentario

 

13 de Enero. Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos